Los «Reyes de la Humanización» caminito de Urgencias y Emergencias

Los “Reyes de la Humanización” caminito de Urgencias y Emergencias

Queridos “Reyes” quiero aprovechar este día para recordar con vosotros a aquella persona que más me ha marcado profesionalmente y cuyo espíritu sigue presente en mí como profesional de Urgencias si bien hace más de tres décadas que lo conocí, dejó tal huella que sigue siendo mi referente en “humanización”.

Esta persona, que alguien podría pensar que sería eminentemente técnico pues era cirujano, supo transmitir sus valores profesionales humanísticos como nadie podría haberlo hecho mejor, mediante sus actos al tratar, cuidar y acompañar a todos sus pacientes, dentro de los cuales me encontraba yo. Sus valores que todavía hoy puedo recordar e identificar eran: Confianza, Respeto, Honestidad, Compasión, Generosidad, Comunicación y Seguridad.

Su recuerdo me genera un gran bienestar interior ya que fue una de las pocas “cosas buenas o positivas ” que me sucedieron aquella Navidad, además de sobrevivir a ella. Si bien el fue el encargado de darme aquella “Mala Noticia” que tenía que reintervenirme por una complicación de la cirugía previa, tras lo cual yo lloré, el respetó mi llanto y nunca me dijo que no lo hiciese; entraba a la habitación con una sonrisa en la cara, llamándome por mi nombre de “pila” o “princesa”, a la vez que me miraba a los ojos se sentaba en el borde de la cama a mi lado, y sin prisas, me hablaba despacio y con palabras sencillas me explicaba todo lo que me estaba sucediendo, así como de todo lo que iban a realizarme hasta que yo lo comprendía, dejándome hacerle preguntas e incluso él me preguntaba que era lo que más me preocupaba o si algo me daba miedo, y esto sucedió desde el primer encuentro que tuvimos ambos en un box de Urgencias, algo que todavía hoy sigo admirando porque estos actos muestran su nobleza y su excelencia profesional tanto a nivel técnico como humanístico.

Este recuerdo que siempre me viene en la Navidades quiero dedicarlo este año a todos los “Reyes de la Humanización” que no sois otros que todos los profesionales que trabajáis duramente en Urgencias y Emergencias mostrando una gran excelencia profesional (sobre todo en un momento de epidemia como el actual, que está resultando tan duro para todos profesionales y paciente), y que con vuestro buen hacer técnico y humanístico lográis que la estancia en urgencias de las personas sea más menos dura y se sientan apoyados y entendidos. Y por otro lado sois los responsables mediante vuestro esfuerzo técnico y humanístico de que se haya iniciado ya un camino irreversible hacia la Humanización de las Urgencias y Emergencias porque a pesar de todos los obstáculos o barreras que encontremos por el camino, el punto de salida de la carrera depende de cada uno de nosotros y nadie nos lo puede impedir excepto nosotros mismos, ya que son Regalos que ya nos han sido entregados y sólo tenemos que jugar con ellos como son:

1. Saludar al paciente con una sonrisa cálida y mostrándole que nos importa
2. Dirigirnos a él por su nombre y mirándole a los ojos
3. Al principio y final de la vida hablando despacio y en voz baja para facilitad la comprensión, a la vez que permite transmite seriedad, calidez y credibilidad

Queridos Reyes ¿jugáis todos los días con vuestros tres REGALOS DE LA HUMANIZACIÓN?
¿Qué otros regalos pediríais para el año 2018 que permitirán seguir avanzando en esta carrera de obstáculos?

Juana María Marín Martínez

Proyecto HURGE

About hurge

Deja un comentario

Previous

Cumpliendo sueños, proyecto HURGE

La familia crece, bienvenida HUGES

Next