I Congreso Internacional de la asistencia sanitaria de Fundación Humans. La humanización, ciencia con corazón

Si nos preguntan ¿qué es humanización? Seguro tendríamos muchas definiciones diferentes, pero coincidiríamos en decir que se trata de trabajar en equipo para devolver al paciente y su familia su lugar en el centro del sistema sanitario. 

Tras un año complicado de pandemia, donde el personal sanitario nos hemos visto expuestos a una gran y enorme presión, comprobar durante 3 días que no hemos perdido de vista esta premisa, ha sido impactante. 

Ha sido un congreso, hecho de ¨ciencia con corazón ¨, desde comités científicos pluridisciplinares en medicina, enfermería, fisioterapia, arquitectura de espacios, gestión, etc…y con la participación de compañeros de todas las índoles y geografía, Colegios profesionales, Universidades, Asociaciones de pacientes, familiares…ha sido un congreso donde todos estaban y al que hemos terminado por pertenecer. El Dr. Julio Zarco lo definió como ¨el congreso de los abrazos¨ porque, tras la realización de test de antígenos a todos los asistentes y manteniendo aforos, no ha habido mayor sentimiento reinante, que el deseo de tocarnos nuevamente y sentir, que seguíamos latiendo con fuerza. 

Se han presentado proyectos maravillosos de medicina hospitalaria, psicología, gestión, salud mental, discapacidad, fisioterapia y arte entre otros, donde queda reflejado una vez más, el enorme valor de nuestros profesionales, su gran potencial humano y técnico y su inmensa capacidad de seguir luchando y buscando una asistencia sanitaria de calidad y equidad. 

Desde Foro HURGE, participamos dentro del Comité Científico, valorando y abordando la moderación de sesiones clínicas de gran importancia (tanto presenciales como vía online) y participando en la mesa: ¿El liderazgo colaborativo y las alianzas son un motor para una gestión más humanizada? En ella, de la mano de Carmen Ferrer Arnedo, jefe de servicio de atención al paciente del Hospital Central de la Cruz Roja de Madrid, y junto a compañeras representantes del área de pacientes, Pilar Martínez Gimeno, presidenta de Alianza general de pacientes , área de gestión, de la mano de Albert  Cortés Borra, coordinador de HUGES y Delia Peñacoba Maestre , Dirección de cuidados , humanización y atención sociosanitaria de C.S.Asturias, pusimos en valor la gran necesidad de un trabajo horizontal donde el cuidado a los profesionales y su formación en habilidades no técnicas serán imprescindibles en una asistencia de calidad y en equidad hacia nuestros usuarios; donde la participación activa de pacientes y familiares a través de comisiones de trabajo en hospitales, asociaciones y/o fundaciones enriquecerán las diferentes visiones de nuestras acciones y donde el apoyo de nuestros gestores genere deseos de pertenencia y acompañamiento hacia una sanidad de excelencia. Palabras clave como alianzas, estrategias, cuidados, transferencias, plasticidad neuronal y trabajo en equipo, fueron las reinantes durante nuestra intervención. 

Además, desde Foro HURGE, como representantes de la medicina extrahospitalaria, quisimos remarcar la gran necesidad de consolidar equipos de trabajo donde poder mejorar nuestras habilidades no técnicas desde una comunicación interdisciplinar, cómo controlar emociones apoyándonos los unos en los otros, cómo enfrentar el duelo continuo y reiterativo cuando lo vivimos frente a las familias y cómo no caer en estrés por compasión. Liderazgo y manejo de conflictos donde en una medicina de calle y su dureza, tiempo dependiente, todo es demasiado rápido y exigente. Donde señalamos la gran importancia de protocolos de transferencia de calidad que realicen continuidad de las acciones emprendidas por nuestros equipos con agilidad, rapidez y humanidad. Y quisimos también dar espacio para conocer el burnout o Síndrome de desgaste profesional, esa sensación de agotamiento, decepción, desinterés y desvinculación al comprobar que la actividad con la que uno se sentía profundamente identificado y comprometido y que le exigió un gran esfuerzo y dedicación, no produce los resultados esperados. Estudios internacionales indican que un 31% de los profesionales sanitarios presentan altos niveles de agotamiento emocional. Y esta presión social, viene bajo varias vertientes como la visión de salud como un derecho, altas expectativas que nos ¨obligan¨ a curar, consideración del sistema de salud como bien de consumo más que como un servicio y el hecho de tener la sociedad de la información. El desgaste profesional es contagioso, pero la ilusión y la motivación también pueden serlo. 

Necesitamos organizaciones que trabajen en prevención primaria, planteando líneas de actuación sobre fuentes de estrés y los posibles desencadenantes del Sd. de desgaste; y en prevención secundaria, buscando la detección e intervención temprana sobre síntomas y fomentando factores (tanto personales como de la organización) que sabemos que actúan como moderadores interrumpiéndolo o minimizando sus efectos. Sólo así evitaremos tener que realizar una intervención sobre la pérdida de salud y/o bienestar de los profesionales.

Creemos que las primeras líneas de actuación preventiva, deben nacer desde la Administración, teniendo en cuenta las demandas laborales, recursos humanos y materiales, condiciones del puesto laboral, coordinación entre niveles asistenciales. Porque no todos los sanitarios trabajamos bajo las mismas condiciones, nuestra preparación deberá ir ajustándose cada vez más a nuestros equipos y lugares de trabajo y hacia las características específicas de la población para la cual trabajamos. 

Y esta actuación ya inicia desde la tutorización durante el período de residencia, potenciando el autoaprendizaje, participación, integración en equipos multidisciplinares, ajuste de expectativas, etc.. Posteriormente vendrá la promoción interna y planes de carrera, con una buena formación técnica, no técnica y emocional, que nos permita manejar circunstancias adversas. Cherniss (1995) propone habilidades de negociación organizacionales básicas remarcadas en 3 componentes: 

  • La habilidad para evitar o resolver conflictos
  • Habilidad para conseguir apoyo de la organización para iniciativas propias
  • Orientación hacia la solución de problema derivados de dificultades de la organización

En general, un buen equipo, para ser efectivo, debe tener un líder que emplee técnicas grupales que favorezcan la resolución de conflictos y favorezca la participación en los mismos. Deben realizarse briefing y debriefing donde transferir todo la información pertinente e importante de la guardia y donde se pongan en práctica decisiones tomadas. Siempre hay que elevar los intereses del equipo, inspirar confianza y seguridad, estimular la creatividad y difundir una visión colectiva sobre el trabajo. Necesitamos optimismo, ilusión, expectativas positivas, competencia emocional, resiliencia.

Y no quisimos dejar de lado un proyecto que nos hace especialmente ilusión: ¨Bases con emoción ¨

Bases con emoción es nuestra propuesta para crear espacios humanizadores de ocio-desconexión para todo el personal, y más específicamente, para el que ¨vive dentro ¨ durante turnos largos o guardias de 24 horas.

Se trata, no sólo de lograr espacios que aporten todo lo necesario para el personal (como habitaciones, baño, cocina…), sino espacios que nos permitan expresar sentimientos de la manera que mejor sepamos hacerlo. Bases con emoción pretende la expresión de las emociones a través de la pintura, la lectura, la escritura, la fotografía, la tertulia o simplemente el silencio. 

Espacios de luz natural y artificial que nos acerquen a la naturaleza, con un nivel acústico y térmico adecuados. Espacios cálidos y acogedores, funcionales, con decoración bonita y agradable donde podamos sentirnos como en casa. Idealmente, contaríamos con espacios habilitados al aire libre como patios o jardines donde poder desconectar con la rutina. Estos lugares, no sólo serían referencia en nuestro descanso y/o punto de encuentro entre compañeros, si no que serían fuente de descarga emocional y expresión de nuestro sentir donde transmitir lo que llevamos a través del arte o las palabras y donde formar un hogar temporal diario lleno de pasión que nos impulse a seguir y recuperar la ilusión del primer día.  

En definitiva, este congreso ha hecho mucho más que reforzar valores, marcar rumbos, acompañar proyectos, unir profesionales y entregar premios. Este congreso ha logrado verdaderamente que la humanización sea hacer ciencia con corazón. 

Gracias por permitirme estar, gracias por haber pertenecido. 

Mónica Estacio García

Responsable de extrahospitalaria y discapacidad

Foro HURGE

About hurge

Deja un comentario

Previous

¡Qué nadie se quede atrás! ¡Qué nadie nos separe!