CUIDAR AL PROFESIONAL SANITARIO, HORA DEL CAMBIO.

Hora del cambio

Llevamos tiempo alertando de lo importante que es cuidar de los que cuidan, ya antes de la pandemia hablábamos de que no es posible humanizar la sanidad sin cuidar de los profesionales sanitarios y ahora en esta pandemia, esas importantes carencias existentes se hacen muy peligrosas, no solo porque estamos hablando de personas que lo están pasando mal en su día a día, si no también porque finalmente tiene un impacto directo sobre el sistema sanitario.

Ya no son solo apreciaciones o mensajes de alerta, si no que están viendo la luz estudios que muestras como de forma muy preocupante el impacto emocional que esta suponiendo la pandemia a los profesionales sanitarios esta originando problemas en su salud, con aumento de la incidencia de ansiedad, depresión, estrés postraumático, que sin duda luego se verán reflejados sobre el propio sistema y sobre la sociedad.

Otro de los estudios encontrados hace afirmaciones tan serias como que:

Los gestores tienen la obligación de proteger a sus trabajadores, ya sean en el sistema sanitario público como en el privado.

Aunque en la mayoría de los casos no vayan a presentarse secuelas, si que existe un alto riesgo de sufrir un desgaste emocional ya que estamos enfrentándonos a una amenaza nueva, teniendo que atender a un número muy por encima de personas que pueden hacernos perder la sensación de control, que puede sobrepasarnos, muchos profesionales están dejando sus ocupaciones habituales para ser reasignados por la falta de profesionales a otras áreas donde quizás no se desenvuelvan igual, ver a pacientes fallecer sin el calor de sus seres queridos, vivir situaciones como la asistencias a algunas residencias de ancianos, no poder ver a sus seres queridos, perder a compañeros o sentir la preocupación de poder enfermar ante esta nueva enfermedad supone un importante riesgo físico y emocional para los profesionales que realizan la asistencia sanitaria en estos momentos, pero que también tendrá impacto sobre los que la seguirán realizando en el futuro.

Esta llamada «segunda ola» del virus está suponiendo un verdadero desafío para los sistemas sanitarios que lejos de ser previsores tras la primera ola, adoptando medidas de respuesta ante las carencias ya detectadas vuelven a dejar a su suerte a los profesionales, multitud de noticias muestran como esos profesionales están perdiendo su derecho a días libres, vacaciones, están realizando jornadas maratonianas y desempeñando su profesión multiplicando los ratios de pacientes de forma peligrosa, con carencia de recursos materiales, sin espacio, como si de una situación de guerra se tratara.

Aún no ha llegado el invierno, pero lejos de pretender enviar un mensaje catastrofista con los datos que se están manejando las consecuencias van a ser muy graves y lo serán tanto para la población como para los profesionales que están ahí en primera línea.

Ya son muchos los estudios que están viendo la luz y que comienzan a vislumbrar el impacto sobre los profesionales.

Un estudio publicado en octubre de 2020 por la British Journal of Psychiatry además de tratar el tema, plantea varios ámbitos de acción para disminuir el impacto psicológico sobre los profesionales que realizan la atención de pacientes con covid-19, planteándolo desde diferentes tipos de acciones:

Prevención primaria:

  • Los profesionales deben recibir información clara y realista, siendo importante que dispongan información sobre las diferentes situaciones a las que se van a enfrentar, uso prolongado de equipos de protección individual, altas tasas de mortalidad.
  • Debe de fomentarse el apoyo social en el equipo y que se controle el bienestar de los demás. El líder tiene un importante papel durante los debriefing.
  • Es muy importante mejorar el entorno de los profesionales, áreas de descanso, con una nutrición adecuada y sueño. Siempre hemos destacado que conseguir zonas de descanso confortables en las que los profesionales puedan desconectar un tiempo es sumamente importante.

Prevención secundaria.

  • En profesionales con problemas de salud mental previos enfrentarse al covid puede suponer un deterioro o la aparición de nuevos síntomas.
  • La ansiedad, depresión, trastornos de adaptación, trastornos de estres postraumatico y uso de sustancias serán los más comunes.
  • Existen programas que buscan capacitar a los miembros del equipo para que se cuiden unos a otros, haciendo que se conozcan de forma precoz signos de problemas en la salud mental pudiendo acceder de forma rapida a los recursos y sirviendo de apoyo entre compañeros que pueden sufrir un trauma de forma indirecta.

Prevención terciaria.

  • En esta fase se busca una atención psiquiátrica avanzada y rápida, que permitan determinar si una persona puede o no volver a su trabajo o si necesita ser reubicado o incluso realizar una evaluación más profunda.
  • Se desarrolla el modelo PIES- (PROXIMIDAD- INMEDIATEZ- EXPECTATIVA- SIMPLICIDAD) que ayuda a la persona a poder seguir desarrollando su trabajo y permitiendo que pueda enfrentarse a la situación de estrés o angustia.
  • Hay que poder actuar antes de que los profesionales sufran una crisis y se puedan mantener actuando en la primera línea, evitando en lo posible la medicalización.
  • Normalizar las respuestas ante situaciones difíciles y desarrollando un enfoque positivo con intervenciones simples.
  • La mayoría de los casos de estrés post traumático se resuelven solos, aunque se recomiende realizar un seguimiento activo.

Desde Foro HURGE creemos que ha llegado el momento de realizar cambios en la gestión de esta pandemia, redirigiendo el cuidado de los que cuidan y garantizando que reciban las mejores condiciones posibles para hacer frente a esta pandemia.

No se puede superar una situación de crisis sanitaria sin cuidar de los profesionales sanitarios y desde Foro HURGE creemos que es el momento para desarrollar nuevas formas de gestión sanitarias en la que el cuidado de la salud de los profesionales que se enfrentan de forma directa a situaciones de alto nivel de estrés y con fuerte impacto emocional tiene que ser una prioridad.

Estamos ya trabajando para mejorar cada uno de las áreas de cambio y disponibles para asesorar, ofrecer formación y procurar una mejora en la calidad de nuestros profesionales sanitarios, porque sin ellos el sistema sanitario colapsaría.

Estamos a vuestra disposición en info@forohurge.com

Juan Carlos Miranda/ Coordinador Foro HURGE.

Bibliografía consultada:

  • Tracy, D., Tarn, M., Eldridge, R., Cooke, J., Calder, J. y Greenberg, N. (2020). ¿Qué se debe hacer para apoyar la salud mental del personal de atención médica que trata a pacientes con COVID-19? The British Journal of Psychiatry, 217 (4), 537-539. doi: 10.1192 / bjp.2020.109
  • Dal’Bosco, Eduardo Bassani, Floriano, Lara Simone Messias, Skupien, Suellen Vienscoski, Arcaro, Guilherme, Martins, Alessandra Rodrigues, & Anselmo, Aline Cristina Correa. (2020). Mental health of nursing in coping with COVID-19 at a regional university hospital. Revista Brasileira de Enfermagem73(Suppl. 2), e20200434. Epub July 13, 2020.https://doi.org/10.1590/0034-7167-2020-0434
  • Pappa S, Ntella V, Giannakas T, Giannakoulis VG, Papoutsi E, Katsaounou P. Prevalence of depression, anxiety, and insomnia among healthcare workers during the COVID-19 pandemic: A systematic review and meta-analysis. Brain Behav Immun. 2020 Aug;88:901-907. doi: 10.1016/j.bbi.2020.05.026. Epub 2020 May 8. PMID: 32437915; PMCID: PMC7206431.

About hurge

Deja un comentario

Previous

NADIE COMO TÚ