#CUIDADOSPALIATIVOSVISIBLES EN PROYECTO HURGE

Hace unos días se ha celebrado el Día Mundial de los Cuidados Paliativos (World Hospice and Palliative Care Day) con el lema “Cobertura universal de salud y cuidados paliativos. No dejes a los que están sufriendo”. Desde HURGE nos sumamos a hacer unos cuidados paliativos visibles.
Actualmente, encontramos a nivel nacional noticias alentadoras sobre la apertura de unidades de cuidados paliativos en los diferentes ámbitos hospitalarios, pero también descubrimos otras noticias que alertan que estos cuidados no llegan al total de la población, siendo necesarios más recursos y profesionales que destinen su labor al cuidado de este tipo de pacientes y sus familias.

La realidad que se vive en los servicios de Urgencias refleja un aumento significativo del número de personas en situación al final de la vida y de agonía que ingresan con necesidades diferentes y específicas que no son atendidas de manera adecuada. Existen estudios que muestran aspectos que influyen negativamente como la falta de accesibilidad y de recursos, los problemas de organización y estructura de estas unidades, así como una gran heterogeneidad en los tratamientos llegando incluso a la obstinación terapéutica, dependiendo del profesional que atiende al paciente y de su formación específica en este campo. Por ello, es necesario de manera imperiosa implantar medidas que unifiquen y humanicen la actuación del equipo, la atención médica y los cuidados de estos pacientes y sus familias.
Mediante los cuidados paliativos se garantiza el derecho de los pacientes y sus familias a vivir el proceso del final de la vida y el tránsito hacia la muerte con el máximo de calidad y confort y el mínimo de sufrimiento, y por tanto, humanizan los cuidados al final de la vida y del proceso de morir.

En base a ello, necesitamos profesionales en los Servicios de Urgencias y Emergencias bien formados a nivel técnico y sobre todo a nivel humano, imperando valores y derechos como la dignidad, la compasión, el derecho a la vida y a decidir, teniendo en cuenta la espiritualidad y la finitud de la persona; actitudes relacionadas con el compromiso y la implicación del profesional hacia el paciente y su familia, así como el uso de habilidades relacionales en el que la comunicación efectiva y la relación de ayuda sean sus pilares, no teniendo miedo a sufrir, a llorar, a acompañar al paciente y su familia si lo necesita…

Estos momentos que viven el paciente y su familia son uno de los más duros por los que pasa una persona. Como profesionales debemos de dar lo mejor de nosotros, no podemos ni debemos mirar hacia el otro lado. Se plantea en una misma cuestión un reto, una prioridad y un deber importante: humanizar el proceso al final de la vida del paciente y su familia.

Cada profesional que trabajamos en los Servicios de Urgencias y Emergencias tiene una experiencia y vivencia en referencia a la atención que recibe el paciente y su familia en el final de la vida y en situación de agonía, y queremos que las compartáis. ¿Cómo os habéis sentido? ¿Se podría hacer algo más? Desde HURGE os animamos a que propongáis medidas que podrían mejorar y humanizar la atención y los cuidados al final de la vida.

Terminamos con las palabras de Cicely Saunders:

“Usted importa por lo que usted es. Usted importa hasta el último momento de su vida y haremos todo lo que esté a nuestro alcance, no sólo para que muera de manera pacífica, sino también para que, mientras viva, lo haga con dignidad”.

 

Martina Valenzuela

Proyecto HURGE

 

 

Imagen compartida por nuestros compañeros de Fanzine Nuestra  Enfermería

#genteDcuidado: Que hablen los cuidadores!

About hurge

1 comentario en “#CUIDADOSPALIATIVOSVISIBLES EN PROYECTO HURGE”

Deja un comentario

Previous

LA ASISTENCIA A LA MENTE HERIDA, UNA EVIDENTE NECESIDAD

EMPATÍA

Next